CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG



ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.
MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG

martes, 26 de julio de 2011

Respetar la vida de los animales es mucho más que no comerlos.-




Queridos amigos, como hemos dicho otras veces, es sumamente importante optar por una alimentación vegetariana, sin carne animal, plantearnos lo que implica su consumo y la crueldad que sufren estos seres indefensos hasta llegar a la matanza. Pero querer y respetar la vida de los animales es mucho más que dejar de comer sus carnes.

Prestemos atención a la hora de vestirnos… ¿Cuántas prendas de piel o de cuero usamos? Sacos, camperas, chalecos, guantes, zapatos, botas, zapatillas, cinturones, además de carteras, billeteras, agendas, monederos, accesorios de moda…la lista es extensa.

Millones de vacas, cerdos, ovejas y cabras son sacrificados para obtener su piel. Son castrados, marcados con hierros, torturados para cortarles el rabo y los cuernos sin anestesia… y luego de ser transportados al matadero, son desangrados hasta la muerte y despellejados.

Además, las pieles de los animales se convierten en cuero terminado, con el uso de sustancias peligrosas como sales minerales, formol, aceites y tintes con base de cianuro, cromo y otros tóxicos.

Debemos estar alertas y ser conscientes de lo que compramos y vamos a utilizar nosotros, nuestros hijos y toda nuestra familia. ¡Tratemos en lo posible, que no sea de cuero ni tenga piel! Busquemos otros materiales, tomemos conciencia y valoremos la vida, siempre.

El uso de los tapados de piel…

Usar piel de animales implica egoísmo y vanidad; significa ser cómplice del sufrimiento y muerte de millones de animales que son matados mediante métodos extremadamente dolorosos, luego de ser criados en cautiverio en forma totalmente antinatural. Para cazarlos utilizan trampas, cepos, métodos que no causan la muerte del animal en forma rápida, sino que alargan el sufrimiento y la muerte termina produciéndose tras largo tiempo de agonía. Los métodos utilizados para matar los animales que utilizan en las peleterías son estremecedores. Y en los cepos caen animales que muchas veces no son del interés de las personas que los colocan, por lo tanto, después de tanto dolor inútil, son desechados como basura.

En el caso de las granjas, la crueldad se inicia en el momento en que se obliga a los animales a vivir en espacios sumamente reducidos y concluye con los métodos utilizados para matarlos, que van desde la utilización del monóxido o dióxido de carbono, la dislocación del cuello, inyecciones y la electrocución, hasta el desangrado.

La manipulación genética es una constante en las granjas. Se realiza una cría “selectiva” basándose en características tales como la calidad y el color de la piel, o el éxito reproductor. El resultado es un animal que poco o nada tiene ya que ver con sus características naturales, con lo cual cuando se produce la fuga de animales de granja, éstos pueden producir alteraciones genéticas en las poblaciones silvestres.

Por otro lado, la cría de animales en granjas genera cantidades de residuos orgánicos de los propios animales, de los alimentos y de los cadáveres despellejados, que favorecen y desarrollan la proliferación de ratas y microorganismos patógenos y la contaminación de las aguas.

Además, en los procesos de curtido de las pieles se emplean metales pesados que se vierten en las aguas industriales, envenenando los ecosistemas acuáticos.


Reflexionemos:

Quien se viste con una prenda de piel es responsable de la dolorosa muerte de dichos animales y de las consecuencias ambientales que ello conlleva. La captura y muerte de animales salvajes con fines peleteros ha llevado a la extinción a diversas especies.

Si tiene un abrigo de piel no lo use; de esta manera inducirá a otras personas a que también lo hagan y opten por prendas de abrigo confeccionadas con otros materiales que no involucran la matanza de ningún ser vivo.

Recordemos:

¡Vestir pieles es vestirse de muerte! La belleza no se puede lograr jamás mediante tanta crueldad.
Es muy valioso que difundan todo lo que puedan sobre este tema para concientizar sobre el mismo y evitar el consumo de cueros y pieles.

Reflejemos en nuestras acciones la calidad de ser humano.