CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG



ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.
MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG

jueves, 10 de mayo de 2012

Suiza: dos delfines murieron de sobredosis

Un informe toxicológico encontró en su orina residuos de un sustituto de la heroína. El zoológico que los alojaba había alquilado sus instalaciones el fin de semana anterior para una fiesta rave


Shadow murió lentamente, tras una agonía de varias horas en el acuario de Connyland, ubicado en Lauperswil, localidad perteneciente al cantón suizo de Berna. Cinco días después, lo mismo le pasó a Chelmers, el segundo delfín muerto.

"Fue horrendo. No pude dormir desde entonces", confesó a medios locales Nadja Gasser, una de las cuidadoras de los animales. "Cuando quisimos empezar el entrenamiento, notamos que Chelmers se movía sin sentido debajo del agua y que claramente estaba en problemas, así que nos sumergimos -contó-. Se sacudía de un lado a otro y echaba espuma por la boca. Después lo sacamos del agua. Tenía la lengua colgando y apenas podía respirar. Le dimos adrenalina, pero no ayudó. Hasta que después de una hora, murió".

En un principio, los investigadores del caso culparon a los veterinarios de haberles suministrado antibióticos perjudiciales para su salud. Pero el informe posterior halló en la orina de los delfines buprenorfina, que es un sustituto de la heroína. Lo que no se confirmó es si esa sustancia fue ingerida causalmente o se la dieron los asistentes a la fiesta.

Drogas de ese tipo hacen que los delfines pierdan la conciencia, impidiéndoles subir a la superficie para tomar aire.

Connyland ya había sido acusado de violar leyes de protección a los animales y todavía tiene una causa en la justicia por maltrato y crueldad contra los delfines. La empresa no se hizo cargo del incidente y delegó responsabilidades.

Activistas por los derechos de los animales denunciaron furiosos que habían advertido a las autoridades acerca del riesgo que suponía la realización de la rave, pero sus avisos fueron desestimados.

http://america.infobae.com

jueves, 16 de febrero de 2012

LAS MASCOTAS Y CONTAMINACION.eroski

http://www.jamesnava.com/wp-content/uploads/2011/07/mascotas2.jpg

Muchas personas comparten sus hogares con perros, gatos, pájaros o roedores. A las ya medidas necesarias para mantener las mascotas sanas y en las condiciones adecuadas, como las indispensables revisiones periódicas al veterinario, se suman otras pautas de comportamiento que, pese a su importancia, no se cumplen de forma estricta porque no se valoran sus posibles consecuencias. Y es que un animal doméstico, aunque esté sano, puede ser una fuente de contaminación en la cocina, tanto física (pelos, barro o arena) como microbiológica (virus y bacterias transportadas en sus patas).

  • Autor: Por MAITE PELAYO
  • Última actualización: 5 de noviembre de 2008


- Imagen: sanja gjenero -
Además de influir en la salud de la familia en general, los mascotas pueden ser, en ocasiones, una importante fuente de contaminación en las cocinas. No deben menospreciarse los riesgos que ello implica, aunque tengamos al animal vacunado y desparasitado, según las indicaciones del veterinario, que nos dará las pautas para criar a nuestra mascota de la manera más saludable. Estas precauciones no sólo son una garantía de salud para el animal doméstico; suponen, también, un seguro para las personas que conviven con él. Pero no deben menospreciarse otros riesgos asociados que pueden vulnerar la seguridad de los alimentos que podamos consumir.

Focos de infección

Si la mascota vive en nuestro hogar, en su propio recinto (peces, pájaros o ratones), es preferible situar estos espacios en una habitación que no sea la cocina. A la hora de limpiar la jaula o cambiar de agua la pecera debemos hacerlo fuera de este lugar, por ejemplo, en un cuarto de baño. En el caso de que la mascota esté libre (perro o gato) deberemos tomar ciertas precauciones para evitar que se convierta en un posible foco de infecciones y contaminación de nuestra cocina y de nuestros alimentos, y aún más si sale habitualmente a la calle.

Las pautas que hay que seguir para minimizar los riesgos se concretan en:

  • No enseñar a nuestro cachorro a hacer sus necesidades en la cocina, y colocar periódicos viejos o el cajón de arena en el caso de los gatos. Esta zona es una importante fuente de contaminación que debemos evitar. Por ello, es preferible situarla en otro lugar de la casa. Si no disponemos de terraza o balcón podemos poner el cajón en un cuarto de baño.
  • No colocar la escudilla de comida y bebida de nuestro perro o gato en la cocina, puede ser foco de plagas y desarrollo de microbios.
  • No instalar tampoco en la cocina su cama para dormir.
  • No tocar nunca a nuestra mascota ni sus objetos (como juguetes o plato de comida) mientras estamos cocinando o manipulando alimentos. Siempre que lo hagamos deberemos lavarnos a fondo las manos con agua y jabón.
  • No permitir nunca que la mascota se suba a la encimera, olisquee o suba sus patas sobre nosotros mientras estamos cocinando. No dejar que introduzca sus juguetes, como pelotas o huesos de goma, en la cocina. Conviene enseñarle que ése no es un lugar de juego.
  • Mientras cocinamos o comemos debemos evitar dejar restos de comida a su alcance ni dárselos para comer jamás ni a la boca ni, por supuesto, consentir que los coma en el suelo de la cocina. Tampoco debemos dejar a su alcance bolsas de basura o desperdicios.
  • Cuando el perro vuelva de paseo procuraremos que no entre directamente de la calle a la cocina, muy especialmente si se ha manchado de barro o está mojado. En este caso, será necesario limpiarlo y secarlo antes de permitírselo.
  • Resulta imprescindible mantener nuestra mascota bien limpia. En el caso de los perros y gatos de pelo largo los cepillaremos tan a menudo como sea necesario, preferiblemente en una terraza, para evitar que vayan perdiendo pelo, algo especialmente problemático en la cocina.

De lo que se trata, cuando se tienen mascotas en casa, es de extremar las medidas de higiene y de limpieza en la cocina para minimizar los focos de infección.

Alimentación más segura

Garantizar una alimentación sin riesgos para animales domésticos pasa por mantener bien limpios y desinfectados todos sus útiles de comida

La alimentación de los animales domésticos tampoco está exenta de riesgos. Como la de los humanos, puede ser también objeto de contaminaciones que pueden derivar en toxiinfecciones. Para evitar que esto suceda debemos elegir la comida más adecuada para cada animal. Los preparados comerciales, diseñados para cubrir todas sus necesidades nutricionales, están sujetos a unos controles de calidad que aseguran su consumo, que no son tan estrictos como los destinados a las personas, pero sí deben cumplir una normativa higiénico-sanitaria.

No debemos menospreciar la importancia de seguir las condiciones sugeridas por el fabricante en cuanto a conservación y consumo, así como mantener alejado el paquete de posibles fuentes de contaminación (productos de limpieza, insectos o animales silvestres). Los preparados comerciales deberán estar correctamente etiquetados, aunque su información no resulta tan exhaustiva como la indicada en los alimentos de consumo humano. Una práctica que suele llevarse a cabo en muchos casos es alimentar a las mascotas con las sobras de nuestra comida, una opción poco recomendable en la mayoría de los casos porque pueden no cubrir las necesidades del animal (y contener además demasiada sal, azúcar o grasas), son más sucias (restos de comida que pueden terminar en otra parte de la casa) y pueden no haber sido conservadas correctamente o estar ya en mal estado y, por lo tanto, ser fuente de una posible infección.

INTOXICACIONES ALIMENTARIAS EN ANIMALES


- Imagen: Bev Sykes -
Los animales también pueden sufrir intoxicaciones alimentarias, bien sea por el mal estado de la comida o por la contaminación del producto. Una de las más sonadas, aunque ni mucho menos la única, se detectó entre finales de 2006 y principios de 2007 en EE.UU. Entonces, se confirmó la muerte de cientos de perros y gatos, principalmente por fallos renales, tras consumir comida procedente de China contaminada con melamina. Debe tenerse en cuenta que los alimentos comerciales para mascotas pueden contener contaminantes de diferente naturaleza.

Si es biológica, la causa es principalmente bacteriana por salmonela y cepas patógenas de E.coli y sus toxinas procedentes de ingredientes de origen animal contaminados en origen, mala manipulación del producto, proceso de conservación o envasado deficiente o posterior contaminación de la comida. También puede producirse por la presencia de aflatoxinas y micotoxinas procedentes de mohos desarrollados como consecuencia de prácticas agrícolas deficientes (recogida, almacenamiento o secado de productos vegetales como cereales).

En el caso de que se produzca por efectos químicos, en la mayoría de las ocasiones se debe a la presencia de pesticidas, fertilizantes, antibióticos, acrilamidas, aditivos y conservantes no autorizados u otras sustancias químicas tóxicas añadidas, como el caso de las melaminas, restos de esmalte procedente de los envases de baja calidad o contenidos excesivos de nutrientes (aminoácidos o vitaminas liposolubles como la vitamina D, que no son eliminadas). En cambio, si la contaminación es física, se pueden encontrar trozos metálicos procedentes de los envases u otros objetos envasados junto al producto.

jueves, 2 de febrero de 2012

AYUDEMOSA LAS BALLENAS POR FAVOR , SERES INOCENTES ,PUROS


En tiempos en los que el debate acerca de la necesidad de cazar ballenas con “fines científicos” (o, por caso, con cualquier fin) está siendo discutido enérgicamente en el seno de la Comisión Ballenera Internacional, creí conveniente acercar a ustedes una serie de conceptos biológicos, ecológicos y éticos acerca de la naturaleza única y especial de las ballenas y los delfines. Son estas características las que hacen de su cacería con cualquier fin algo condenable desde todo punto de vista.

En su artículo “Más allá de la supervivencia de las ballenas – coexistencia pacífica y enriquecimiento mutuo como base de las relaciones entre humanos y cetáceos” (Mammal Review, 1990), su autor R. Barstow se pregunta si es moralmente aceptable matar ballenas y cosecharlas como a cualquier otro recurso natural renovable sólo para obtener un rédito comercial, incluso asumiendo que esta actividad pueda ser regulada para mantenerla a largo plazo. Sostiene que los argumentos en contra de la matanza de ballenas ya no deben basarse en la prevención de la extinción de especies, sino que el razonamiento debe ser otro. Así como en la actualidad existe una ética mundialmente aceptada de que ninguna especie de ballena debería ser cazada “hasta su extinción”, quizás en el futuro este principio ético será reemplazado por otro que sea simplemente “no cazar ballenas”.

En el intento de establecer las bases racionales y morales sobre las cuales debería fundamentarse el futuro manejo de los cetáceos y el abandono total de su cacería, Barstow propone cinco categorías que hacen de las ballenas animales especiales y únicos.

Primero, las ballenas son biológicamente especiales. Entre otras cosas, incluyen a los animales más grandes que hayan existido jamás, como la ballena azul. El cerebro de los cachalotes es más grande que el de cualquier otro animal, y pesa cuatro o cinco veces más que el del ser humano. Las ballenas jorobadas son las creadoras de las canciones más largas y complejas desarrollas por cualquier animal no humano. La corteza cerebral de las toninas y otros odontocetos excede en grado de complejidad de sus circunvoluciones a la de los humanos y todos los demás grupos animales. Estas y otras características, sostiene Barstow, hacen de los cetáceos animales biológicamente especiales.

Segundo, las ballenas son ecológicamente especiales. Las ballenas han evolucionado como mamíferos marinos a lo largo de unos 25 millones de años, mucho antes de la aparición del hombre y de su intrusión en los ecosistemas oceánicos. Muchos cetáceos se encuentran en la cúspide de las vastas cadenas alimentarias del mar. Debido a su tamaño, su distribución amplia en todos los mares, y a una amplia variedad de estrategias de alimentación, los cetáceos utilizan el océano de manera especial y con un efecto global. A pesar de que aún se desconoce mucho sobre ellos, es claro que tienen un rol único en estos ecosistemas.

Tercero, las ballenas son culturalmente especiales para los humanos. Los cetáceos vivos tienen una capacidad casi increíble de enriquecer las vidas de las personas con las que llegan a entrar en contacto pacífico. Ejercen una atracción universal única sobre el espíritu humano. Son incomparables generadores de asombro y admiración. Existe una mística a su alrededor que inspira un sentido de maravilla y felicidad en personas de todas las razas y nacionalidades, algo que ningún otro grupo animal ha llegado a igualar con tal magnitud. Los cetáceos ejercen tal fascinación en la gente que se han transformado en poderosas herramientas para la educación de personas de todas las edades.

Cuarto, las ballenas son políticamente especiales. Su espacio vital no está delineado por límites nacionales claramente definidos. Sus territorios pertenecen en buena medida a la globalidad de las naciones: son los mares del mundo que no pertenecen a ninguna nación en particular, constituyendo un recurso especialmente global. Así, las ballenas se encuentran bajo el control internacional, y dado que legalmente no son un recurso de ningún país, ninguna nación puede reclamar el derecho moral de matarlas. Las decisiones sobre la explotación o la protección de las ballenas lógica y legalmente deben ser tomadas a través de un organismo internacional como la Comisión Ballenera Internacional, y en esto también las ballenas son únicas.

Quinto, las ballenas son simbólicamente especiales. Más que ninguna otra forma de vida no humana, las ballenas han logrado simbolizar la preocupación por el medioambiente. Al menos en la sociedad occidental, la protección de las ballenas se ha transformado en una fuente de inspiración para conservar las interrelaciones de todas las formas de vida de este planeta. Existe amplio apoyo para no cazar ballenas porque son un símbolo tan especial del compartir el planeta.

Por otra parte, en un reciente artículo publicado por Nature News el 26 de febrero pasado (http://www.nature.com/news/2010/100226/full/news.2010.96.html) se destaca el rol de las ballenas como inmensos reservorios de carbono, contribuyendo a la reducción del calentamiento global. Según cálculos del oceanógrafo Andrew Pershing, si permitiéramos que las poblaciones de ballenas se recuperaran, su biomasa combinada podría capturar 9 millones de toneladas de carbono de la atmósfera, reduciendo así el “efecto invernadero”. Esto es el equivalente al rol que un bosque templado de 11.000 kilómetros cuadrados tiene en la regulación de los gases atmosféricos. Si la inmensa mayoría de nosotros deseamos proteger un bosque así para beneficio de todos, ¿por qué no proteger a las ballenas con el mismo fin?

En otro artículo reciente publicado por Science el 21 de febrero (http://news.sciencemag.org/sciencenow/2010/02/is-a-dolphin-a-person.html?rss=1) se reportan los interesantes análisis de un grupo de científicos y filósofos que se preguntaron si los delfines son tan inteligentes como las personas, y en ese caso, si no deberíamos tratarlos mejor. De acuerdo con la neuroanatomista Lori Marino, las toninas (como el famoso delfín Flipper) son los segundos animales con mayor encefalización (o desarrollo cerebral) del planeta, luego de los humanos, y tienen una corteza cerebral altamente compleja. Según la psicóloga Diana Reiss, las toninas se reconocen al mirarse en un espejo (una indicación de su autopercepción), comprenden complejas frases gestuales hechas por humanos, y su aprendizaje es muy similar al de los niños. Tan es así que el filósofo Thomas White define a los delfines como “personas no humanas” y habla de sus emociones y del trato ético que tienen con sus pares.

Creo que todas estas consideraciones científicas y racionales deberían bastar para detener por completo la cacería de ballenas y delfines en todos los mares del mundo. Sin embargo, quizás el fin de la cacería de estos animales llegue cuando los humanos pongamos nuestros sentimientos por encima de nuestra razón.

Desde que comencé a estudiar las ballenas francas de Península Valdés en 1995, he tenido encuentros de una emoción indescriptible con estos animales. Por ejemplo, en 1999 conocí a Mochita, cuando era una ballena recién nacida y nadaba junto a su madre (la ballena 1398) en el Golfo Nuevo. Volví a verla muchas veces un año más tarde en las bahías del Golfo San José, cuando se separaba de su madre para comenzar su vida como ballena independiente. En 2006 Mochita volvió a Península Valdés con su primera hija, la bellísima Medialuna, nieta de la ballena 1398 (Lista Franca 159 y 160). Así, he visto a Mochita casi desde su nacimiento, creciendo como una joven ballena hasta ser ella misma una ballena adulta y tener a su primera hija.

Fue al observar en detalle y por largas horas el comportamiento de ballenas como Mochita, la juguetona Hueso, la solitaria Rombita y otras, cuando comprendí que cada una de ellas no era “una más” en una gran masa de ballenas. Cada una es un individuo particular, con una historia de vida propia, con una personalidad (¿o una “ballenidad”?) propia, con abuelos, padres, hermanos, hijos. Quizas hasta tienen amigos preferidos cuya compañía disfrutan más, o bahías y playas en las que les gusta estar, o momentos del día en los que su gozo como animales salvajes es mayor.

Entonces, pensándolo así, pero sobre todo, sintiéndolo así, ¿podemos los investigadores matar ballenas para “estudiarlas”?

Cordialmente,

Mariano Sironi

Director Científico del Instituto de Conservación de Ballenas

Breves

¿Sabias que el ICB es una asociación civil sin fines de lucro y para llevar adelante los programas de investigación, educación y conservación necesita del aporte económico de individuos, empresas y fundaciones? Este aporte puede plasmarse a través de la adopción de una ballena, de la donación de servicios o insumos y/o de la generación de alianzas. Si queres mas información te invitamos a comunicarte con nosotros al 011 4785 6009 o por mail a icb@icb.org.ar

De todos nosotros depende el futuro de las ballenas. Evitemos que sean historia.

Seguinos tambien en Facebook

http://www.facebook.com/pages/Instituto-de-Conservacion-de-Ballenas/55541937265

Copyright© Instituto de Conservación de Ballenas.

Un servicio brindado gracias a la gentileza de MadrynCom

Webhosting: www.servicios.madryn.com

Tags: ,

DOCUMENTAL:A TODOS LOS QUE PERDIMOS A NUESTROS HIJOS DEL CORAZÓN “NUESTROS PERROS”

Last Minutes with ODEN from Eliot Rausch + Phos Pictures on Vimeo.

jueves, 12 de enero de 2012

AMAZING!! Smart Chimpanzee Start Fire with LIGHTER & Put Out Fire....



Mono descubre el fuego y cocina hamburguesas ....

El genial bonobo Kanzi es capaz de hacer sus propias fogatas para cocinar alimentos; gusta también de jugar Pac-Man y conoce más de mil palabras.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Los Pingüinos Azules 'Desteñidos' Por Crudo Vuelven A Casa





Publicado: 22 nov 2011 | 23:48 MSK

En Nueva Zelanda unos 50 pingüinos azules que habían sido rescatados de una zona de derrame de crudo han regresado a su hábitat natural, mientras que otros ejemplares afectados siguen en proceso de rehabilitación.

En total más de 300 animales de esta especie fueron salvados tras producirse el vertido cuando una nave encalló a primeros de octubre en el litoral norteño de este país.

Con ayuda de voluntarios, los encargados de proteger la vida salvaje en la zona limpiaron a los animales durante varios días hasta que los dejaron totalmente limpios.

Los demás pingüinos azules están en proceso de rehabilitación tras el accidente, en manos de veterinarios y voluntarios de Nueva Zelanda, Australia y Estados Unidos.

Tras este accidente se registró una fuga de 350 toneladas de petróleo que contaminó las aguas y causó la muerte de miles de animales. Los especialistas consideran esta tragedia como el mayor desastre medioambiental de la nación

Articulo completo en: http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/medioambiente_espacio/issue_32723.html

lunes, 21 de noviembre de 2011

Medioambientalistas ayudan a dos leones marinos a ‘regresar a casa’




Dos leones marinos han sido escoltados hasta su hábitat natural, tras pasar un período de recuperación en un centro veterinario en la capital peruana.

Antes de saltar al agua, ambos animales, bautizados Ralph y Luciano, mostraron cierta indecisión, pero una vez que escucharon los particulares saludos de sus 'hermanos', se acostumbraron inmediatamente al entorno.


Ralph de unos 2 años de edad se lesionó al quedar atrapado en una red pesquera. Un gran corte en la aleta afectó a sus riñones y como resultado perdió al menos 2 kilos de peso.

Mientras, Luciano, que tiene tan sólo unos 8 meses, fue encontrado varado en una playa. Los servicios de rescate suponen que su madre podría haber sido víctima de una cacería.

"Ellos están aquí con un montón de leones marinos jóvenes de su edad, aquí tendrán la comida y el refugio, donde podrán desarrollar costumbres y hábitos útiles para el resto de sus vidas", comentó el presidente de la Organización para la Investigación y Conservación


Articulo completo en: http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/medioambiente_espacio/issue_32620.html